La creciente facilidad para recoger y analizar datos de todo tipo y de muy diversas fuentes está provocando una división entre organizaciones que saben aprovecharlos para ser más eficientes, conocer mejor a sus clientes y elaborar mejores estrategias y las que continúan desaprovechando ese inmenso caudal de información. Muchos estudios ponen de manifiesto la rentabilidad de invertir en la toma de decisiones en base a datos, por ejemplo un reciente artículo en la Harvard Business Review[1] cifraba entre el 4 y el 6% el aumento de beneficios de las empresas que lo utilizan comparadas con otras similares que no lo hacen.

Como ocurre frecuentemente en el mundo empresarial han surgido muchos nombres como predictive analytics, business analytics o big data para cosas muy similares. Esto ha contribuido a que muchos directivos piensen que son tecnologías para grandes empresas, que a ellos no está claro para qué les puede servir y que además es muy caro y requiere grandes inversiones. Se equivocan: tomar decisiones con la máxima información, y eso quiere decir habiendo usado datos para responder las múltiples preguntas e incertidumbres que las decisiones importantes plantean, es la mejor manera (seguramente la única) de aumentar la probabilidad de que la decisión sea buena, y eso es cierto en todo tipo de situaciones. En lo que tienen razón es en que sólo empresas grandes tienen la capacidad de crear una infraestructura interna para ello, pero la realidad es que no es necesario, hay dos maneras sencillas de introducirse en este mundo sin necesidad de grandes riesgos:

  • Realizar un diagnóstico sobre la forma de tomar decisiones y utilizar los datos en la organización.
  • Identificar alguna decisión importante de temas relacionados con el producto, los procesos, los clientes o la estrategia comercial y plantear una lista de preguntas que caso de saber la respuesta ayudarían a tomar una buena decisión.

Y esto se puede hacer utilizando servicios externos de empresas que como Datancia tienen la capacidad tecnológica, el conocimiento del mundo de la empresa y la experiencia para ayudar a los negocios a iniciarse en este camino y valorar la potencialidad de las decisiones en base a datos.

[1] Véase: Dominic Barton and David Court, “Making advanced analytics work for you,”
Harvard Business Review, October 2012, Volume 90, Number 10, pp. 78–83.

 

Blog1XavierTort

About Xavier Tort-Martorell

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *